Marie-Claude Sureau – ¡El cerebelo ! les dije

#

Un artículo titulado «Autismo, adicción: el cerebelo en cuestión» de Florence Rosier fue publicado en el periódico «Le monde» el 23 de enero de 2019. El subtítulo es el siguiente: «Dos estudios revelan la importancia en ciertas enfermedades mentales de la alteración de un circuito que conecta este centro nervioso con el «sistema de recompensa» del cerebro situado en el cerebelo”. Florence Rosier informa sobre un estudio realizado en el Colegio de Medicina Albert Einstein de Nueva York que ha encontrado una nueva vía en la cartografía del cerebro que «en caso de disfunción, parece desempeñar un papel crucial en trastornos como el autismo, la esquizofrenia o la adicción». Las fuentes han sido publicadas en la revista «Science» de enero de 2019. Florence Rosier nos dice que en los ratones, el cerebelo se proyecta directamente a través de una única conexión hacia una pequeña zona primitiva del encéfalo, el área tegmental ventral ATV, un área que pertenece al «sistema de recompensa». Algunas de sus neuronas producen dopamina, hay una conexión de placer, que está en juego en las adicciones.

El cerebelo no sólo es responsable de los trastornos motores, sino también de los problemas cognitivos y ejecutivos, nos cuenta que esto fue destacado por Jeremy Schmahmann de la Facultad de Medicina de Harvard en 1998. Luego, indica que Christian Lüscher, que ha trabajado en Ginebra con pacientes que sufrían traumatismos con lesiones en el cerebelo, publicó en diciembre de 2018 en la revista «Nature» un experimento en el que los ratones podían autoestimular el área del ATV mediante «optogenética»: se trataba de presionar una palanca que accionaba el láser que activaba esta región, resultado : los investigadores observaron un comportamiento compulsivo pues esta activación produce dopamina, ¡pero sólo los ratones más vulnerables a la adicción actuaban así!

En el nuevo trabajo publicado en «Science», el equipo de Kamran Khodakhah también utilizó la optogenética (que permite activar o inhibir ciertas neuronas bien escogidas, in vivo). Algunas neuronas se vuelven sensibles a la luz azul, amarilla o roja y al encender una fibra láser se pueden manipular a voluntad.

En los ratones, la activación de esta vía del cerebelo del ATV se percibe como una recompensa. Además, el artículo añade que esta vía es sobre-activada cuando los animales exploran un habitáculo donde hay un congénere: exploran más los compartimentos donde hay otro ratón. (No nos dicen por qué, ¿quizás están más interesados en sus congéneres que en la activación de la dopamina?)

Y sin transición, he aquí la conclusión de este artículo: «Este trabajo refuerza la idea que la disfunción de este circuito contribuye al desarrollo del autismo, de la esquizofrenia y de la adicción, tantos trastornos en los que el sistema de recompensa puede ser alterado». «Contribuye al desarrollo …”, la fórmula es ambigua, no se menciona que, por el contrario, puede haber una decisión del sujeto que infrautilice esta red que no es estimulada en consecuencia, ¡lo que sería otra hipótesis completamente diferente que implica una elección del sujeto que no sería un puro producto de sus neuronas! Los autistas y los esquizofrénicos están así asimilados a las ratas de laboratorio, ¡perdón a los ratones de laboratorio, según esta perspectiva! El llamado sistema de recompensa está a la base de las teorías cognitivo-conductuales, activarlo, desactivarlo, toda la problemática de estas terapias gira en torno a ello, estamos a años luz del problema de la palabra y del lenguaje cuando precisamente el cerebelo estaría también afectado por el lenguaje, observamos trastornos del lenguaje en las lesiones que afectan al cerebelo, pero el lenguaje se reduce aquí a lo cognitivo.

Se trata, por tanto, de conclusiones precipitadas y de tipo cientificista a unos experimentos neurológicos que son de gran interés para los neurocientíficos que intentan tratar a pacientes que sufren traumas psíquicos. Son las conclusiones y la aplicación directa del animal a los humanos las que constituyen un problema, así como la reducción pura y simple de toda la problemática psíquica humana a las vías neuronales y por lo tanto al cerebro. Además, no es seguro que todos los investigadores en neurología estén completamente de acuerdo con estas conclusiones en forma de atajos sobre problemas psíquicos que van desde el autismo hasta la esquizofrenia y hasta las adicciones, ¡es un amplio espectro!

¡Tras el pulmón! ¡El pulmón! ¡El cerebro! ¡El cerebro! ¡Aquí viene el cerebelo, se lo dije!

Traducido por Alba Cifuentes Suarez

Print Friendly, PDF & Email

This post is also available in: Francés Inglés